Dieta y salud

Dieta y salud

Respeta su sistema digestivo

La mayoría de nosotros pensamos que nuestro sistema digestivo funciona bien, hasta que algo va mal. La salud de nuestro sistema digestivo está relacionada no sólo con lo que comemos sino también con la manera en que comemos. Todos podemos sufrir diarrea y otros problemas digestivos incluso si nuestra alimentación es la correcta.

Hábitos alimenticios saludables

"¿Sabías que tu organismo tarda un promedio de 18 horas en digerir una comida? Al igual que necesitamos tiempo para digerir la comida, también necesitamos tiempo para ""ingerir"" la comida. Esto significa tomarse tiempo para comer, masticando despacio y apreciando cada bocado. La masticación produce más saliva, que contiene ""amilasa"", una enzima importante que ayuda a la digestión.

Estos son algunos puntos claves que conviene recordar mientras se está comiendo:

  • Tu estómago tarda 20 minutos en decirle a tu cerebro que está lleno, así que comer más lentamente significa que comerás menos.
  • Tragar comida rápidamente significa que tragas más aire, lo que puede conducir a la retención de gases y a una mala digestión.
  • Las comidas más ligeras, son más fáciles de digerir que las comidas copiosas y pesadas. Así que intenta comer poco y a menudo.
  • Intenta cenar al menos 3 horas antes de irte a la cama, cuando tu sistema digestivo está en su momento más lento. Esto puede ayudarte a dormir mejor.
  • Evita excederte con comidas pesadas o picantes y beber demasiado alcohol.

Alergias e intolerancias alimenticias

Se cree que aproximadamente 1 de cada 70 adultos en Europa tiene un alergia alimenticia verdadera. Algunas personas que creen tener una alergia pueden tener en realidad sólo una intolerancia alimentaria, que es muy diferente.

Con una alergia alimenticia, tu sistema inmunitario trata ciertos alimentos como una amenaza para tu organismo. Normalmente se producen reacciones alérgicas tales como estornudos, sarpullidos e hinchazones en el plazo de minutos tras el contacto con el alimento alergénico.

Ante una intolerancia alimentaria, el sistema inmunitario no está implicado y las reacciones normalmente tardan más en desarrollarse – horas o incluso días tras haber comido el alimento. Los síntomas de una intolerancia están relacionados normalmente con el estómago – diarrea, náuseas, meteorismo y dolor de estómago.

Así que, si crees que tu diarrea puede deberse a una intolerancia alimenticia, intenta llevar un diario de los alimentos que estás comiendo y cuando aparecen los episodios de diarrea, para ayudarte a descubrir cuál puede ser la raíz del problema.

Las intolerancias alimentarias más comunes son al gluten y a la lactosa. El gluten es una proteína que se encuentra en muchos tipos de cereales, incluyendo el trigo, la cebada y la avena. La lactosa es un azúcar que se encuentra en la leche.